abr 8, 2013 - Mas alla de la butaca    Comentarios desactivados

TENDENCIAS, COMPRAMOS MÁS PELÍCULAS DE LAS QUE ALQUILAMOS.


Desde que el cine se pudo llevar a los hogares a través del alquiler, el concepto de ver películas cambió radicalmente, ya no era necesario ir al cine para ver un film o esperar que lo dieran por televisión.

Lo que antes era una experiencia grupal, se convirtió en algo privado, más cómodo y popular. Así la costumbre creció y apareció otra actividad para el fin de semana y una manera distinta de consumir cine.

Antes que apareciera el DVD, el mercado había lanzado la venta particular de películas  por VHS que, pasado el tiempo se podían coleccionar, algo que amplió la experiencia del cine , pero limitó su variedad ya que solo salían una pocas elegidas (por regla de mercado y generalmente comerciales) y se dejaba afuera verdaderos clásicos o películas esenciales.

Cuando ya teníamos colecciones importantes de VHS, el DVD lo suplantó con las mismas características y más tecnología. Paralelamente de su alquiler o compra se podía conseguir en el mercado negro, que hoy resulta una acción más que común.

La venta en la calle de DVD ofrece ventajas y desventajas, su precio  y la posibilidad de ver un estreno se muestran a favor; pero al mismo tiempo se juega con la calidad del producto y de la grabación.

¿Por qué alquilar un filme si podemos comprarlo y conservarlo para siempre? (más allá de la posibilidad que hoy existe de bajarse por Internet o verlo on line.

Pareciera  que es mejor comprar que alquilar, así se aumenta nuestra colección y podemos jactarnos de ella, pero debemos pensar en el circuito de la filmación, el esfuerzo de las personas involucradas, el camino que sigue una película y el hecho de que no son todas las que se venden de esa forma, sino las más comerciales.

El cine se sigue viendo de todas formas, también por Blu Ray.

MF.

Comentarios cerrados.