may 6, 2013 - Homenajes    Comentarios desactivados

SEVEN, MAS ALLÁ DE LOS PECADOS.

En 1995 se estrenó en todo el mundo el film Pecados capitales de David Fincher, muchos pensaron que se trataba de un thriller más pero este se destacó sobre otras y marcó tendencia.

Su trama era sencilla, los detectives Mills y Sommerset (Brad Pitt y Morgan Freeman, respectivamente) se encontraban en una investigación de una serie de homicidios que eran resultado de un castigo a diferentes personas pecadores que representaban un pecado mortal. La pareja de detectives respondían a un cliché, uno era joven, inexperto, ansioso y venía de otra ciudad y el otro era mayor, con tinte de intelectual y a una semana de retirarse, así se oponían. El film se centraba en su relación y como estaban preocupados por resolver el espeluznante caso, mas que pelearse y competir como sucedía en otras historias. Su relación era profesional, ellos eran profesionales y ésta no distraía al espectador del caso, aunque eran esas diferencias lo que aportaba más a la investigación.

El guión escrito por Andrew Kevin Walker es excepcional, a medida que avanza da la información justa si despertar sospechas del sorpresivo final  y de cierta forma va seduciendo al espectador a la morbosa historia que no tiene desperdicio.

La ambientación, el ritmo y la dirección de arte (como lo veríamos en todos los filmes de Fincher) se combinan perfectamente con poca luz que crea el clima justo para llevar más al morbo que a la intriga, acompañado por otro sello del director, una secuencia de créditos veloz como un video clip que parece un corto en sí mismo.

Lo importante para destacar es la falta de violencia visual, ya que nunca vemos en pantalla cometer ninguno de los asesinatos, sino directamente sus resultados; el horror se suma a las palabras y reacciones de los personajes, siendo esto algo distinto a otros thrillers.

Como hace más de 15 años que esta película se estrenó, voy a mencionar al asesino(el excelente Kevin Spacey); aunque éste aparece hacia el final y da vuelta la historia por de alguna forma está presente siempre, más allá de la invocación de los detectives o su presencia en los crédito del principio, está en el clima y la atmosfera pesada creada por Fincher.

La resolución del caso es tan sorprendente y rápida que deja al espectador atónito con ganas de más y quizás lo convence de ver el filme por una segunda vez en busca de más detalles (tratándose de adelantar a los personajes en su reflexión de la investigación),  por que como Pecados capitales hay pocas películas y se deben disfrutar de forma completa.

Este es el segundo largometraje de Fincher (antes había dirigido videoclips y Alien 3), en él se muestra como un gran narrador de historias y creador de climas.

Pecados capitales es un excelente filme de género que puede entrar al grupo de los nuevos clásicos y mover la tranquilidad del espectador de ahora y el futuro.

MF.

palabrasdecine@hotmail.com

Comentarios cerrados.