oct 28, 2014 - Homenajes    Comentarios desactivados

HOMENAJE: LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ, CLASICO DEL HOLLYWOOD DORADO.

En 1939 se estrenó en brillante technicolor la clásica de clásicas de Hollywood, Lo que el viento se llevó.  Fue dirigida por Víctor Fleming y protagonizada por los bellos Vivien Leigh y Clark Gable cuyas imágenes juntos son ya un fotograma icónico de la época; y una seguidilla de estrellas en donde se destacan Olivia de Havilland y Leslie Howard.

Éste film que combina el misticismo de Hollywood y la grandeza los dramas épicos en casi cuatro horas de duración, logra ser una superproducción que casi fracasa por todo lo que costó. Desde el comienzo de su filmación hubo una gran prensa al respecto, desde los costos por filmarse a color,  la creación de los escenarios, el uso de tecnología moderna para crear sus increíbles paisajes y hasta la búsqueda de sus actores principales.

Para el personaje de Scarlett O’Hara se probaron a la de 1200 actrices, entre ellas Paulette Godard, y hasta hubo una votación pública para elegirla, Vivien Leigh solo tuvo un voto, pero ganó después.

Pero a pesar de todo esto ¿Quién no se ha emocionado con su resultado final? Una hermosa fotografía, música e historia, por que esa es la palabra que la define mejor, hermosa. Allí todo es hermoso, hasta la miseria y los horrores de la guerra. Todo prolijamente filmado para lograr un artificio mayor, un mundo casi mágico.

La larga novela de Margaret Mitchel fue adaptada casi en su totalidad de manera fiel y despampanante, en la pantalla todo se aumentó, todo fue magnífico.se cuidaron los detalles del vestuario de todos los personajes, la utilería de todas las escenas y hasta se fotografió el rostro de Vivien Leigh en sus primeros planos con un juego de luz para que sus ojos fueran tan verdes como los de Scarlett O’Hara. La película resulta así, un viaje para los ojos y sentimientos y logra que cada escena tenga algo que nos haga recordarla.

Con nuestros ojos actuales podemos remontarnos a la época donde el público se rendía a los pies de Hollywood, se maravillaba con su espectáculo, se entregaba.

Es llamativo pensar que la producción comenzó a filmarse sin sus actores principales, Clark Gable no lograba salir de su riguroso contrato con MGM a pesar de que después cobro un gran cachet  por su participación y sin Vivien Leigh, ya que los productores no quería a alguien que viniese del teatro. La primera escena que se rodó fue la de la huida de Atlanta, en el incendio arden los restos del escenario de la primera King Kong.

Después de su estreno el éxito fue abrumador y casi inmediato y todos sus participantes sacaron provecho, sobre todo su productor David O. Selznick.

Lo que el viento se llevó no decepcionó en 1939 y tampoco lo puede hacer ahora, ha sobrevivido al paso del tiempo como los buenos clásicos.

MF (palabrasdecine@hotmail.com).

Comentarios cerrados.