nov 7, 2014 - Criticas    Comentarios desactivados

CRITICA; BOYHOOD, MOMENTOS DE UNA VIDA, MAS QUE MOMENTOS.

El experimento que realizó Richard Linklater con Boyhood, momentos de una vida refuerza el sentido del cine como arte que se acerca a la realidad y trata de imitarlo logrando, en este caso acercarse mucho. El filme retrata de vida de Mason un niño de 5 años que crecerá ante los ojos del espectador hasta los 18, sin trucos o efectos especiales; sino naturalmente ya que la película se filmó durante 12 años, una semana por año, captando el crecimiento del actor Ellar Coltrane. Realizada con un guion base e improvisaciones, tal como trabaja Linklater, o por lo menos como lo hizo en su saga de Antes del amanecer, la historia busca mostrar como esta familia vive, lo que los complica son sus problema y como los enfrentan. No será sólo Mason quien crezca sino todos los que aparecen en la historia, notamos a los niños y a los adultos más grandes y maduros de escena a escena, causando una impresión que no es común que provoque una película y allí se encuentra su mérito, en la familiaridad que causan en el espectador, por que en el filme el tiempo se vuelve tangible. Aunque se puede buscar una moraleja, no es por que el filme lo imponga, éste solo muestra. Tal vez las actuaciones no son tan solidas como se esperan, pero la intención de naturalidad prevalece.

Linklater tiene en su haber filmes tan distintos como Dazed and confused, Escuela de Rock y la genial Bernie, pero busca nuevas formas de crear, de lograr películas distintas.
Con Boyhood, momentos de una vida, logra algo increíble, es un film sincero y conmovedor que involucra al espectador al retarlo a ver crecer realmente a un personaje, ver un niño pasar por la adolescencia para llegar a una joven adultez.

MF (palabrasdecine@hotmail.com)

 

 

 

Comentarios cerrados.